Al acto asistió D. José Rodríguez Carballo

Descubrimiento de la placa.

Cáritas Castrense inauguraba este jueves su sede en Badajoz, en la calle Felipe checa, 26. Los actos comenzaban con una eucaristía en la capilla del Arzobispado, presidida por el arzobispo coadjutor, monseñor José Rodríguez Carballo, tras la cual los actos se trasladaron a la nueva sede, separada pocos metros de la sede arzobispal, donde don José bendijo los locales y se descubrió una placa.

D. José Rodríguez Carballo presidió la Eucaristía en la capilla del Arzobispado de Badajoz.

La Cáritas parroquial castrense de Badajoz, denominada Virgen de la Soledad, viene desarrollando su labor desde marzo de 2019, es la número 29 de las 40 cáritas parroquiales castrenses existentes, que cuentan con más de 500 voluntarios. Desde entonces ha venido desarrollando una labor de apoyo a los más necesitados. Según el coronel Juan Ramón González de las Monjas, de los Servicios Centrales de Cáritas castrense, que intervino en nombre del director de Cáritas Castrense, el teniente general Rafael Barbudo Gironza, “esta Cáritas ya ha participado en diferentes proyectos relacionados con la atención a personas y familias vulnerables, atención a mayores, recogida de alimentos, visitas a residencias, acompañamientos… Ha participado a sí mismo en acciones de cooperación internacional con envíos humanitarios de alimentos y ropa, ayuda al desarrollo en las colonizaciones, acogida y atención a niños del Líbano, Malí, Somalia, así como de cooperación en emergencias en Ucrania y los terremotos de Siria-Turquía y Marruecos”.

El Arzobispo coadjutor bendijo la nueva sede.

Antes de descubrir la placa, situada a la puerta de la nueva sede, don José Rodríguez Carballo, agradeció a Cáritas castrense, “que haya abierto esta sede aquí, en el corazón de nuestra ciudad de Badajoz”. Recordó que esta ciudad “necesita de la acción de Cáritas, que no tiene por qué suplir lo que deben hacer las autoridades civiles y políticas, porque a ellos corresponde en primer lugar eso, pero la Iglesia no puede permanecer ajena a tanta necesidad”. En este sentido recordó que Cáritas no es una simple ONG, “es el brazo tendido de la caridad de Cristo a todos los hombres y necesitados sin mirar ni a razas ni a colores, ni siquiera religión, a todos los necesitados y vulnerables, recordándonos a los creyentes que lo que hagamos a uno de estos más necesitados es a Cristo quien a quien se lo hacemos”.

Asistentes

Entre las autoridades asistentes a los actos se encontraba el general de zona de la Guardia Civil, don Carlos Sarrión Resa; el coronel delegado de Defensa en Extremadura, don Jesús Antonio Caballero; y el coronel jefe de la USBA Menacho de Bótoa, don Fernando Ortiz. El Ayuntamiento estaba representado por don José Antonio Expósito, director del Instituto Municipal de Servicios Sociales.

Categorías: Noticias