El padre Juan Antonio Guerrero, sj, en el Vaticano. (Society of Jesus)

El Santo Padre ha designado Prefecto de la Secretaría de Economía al Rev. P. Juan Antonio Guerrero Alves, S.I., Consejero General de la Compañía de Jesús

El P. Guerrero nació en Mérida el 20 de abril de 1959, estudió en el colegio salesiano Mª Auxiliadora, de la capital autonómica, y en colegio jesuita “San José, en Villafranca de los Barros. Ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús en 1979. Fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1992. Licenciado en Economía de la Universidad Autónoma de Madrid (1986), Licenciado en Filosofía y Letras en la misma Universidad (1993) y Licenciado en Teología en la Pontificia Universidad de Comillas (1994) y habla cuatro idiomas: italiano, inglés, francés, portugués y español.

El P. Guerrero, a la izquierda, portando el féretro de D. Ramón Conde Porras, el pasado 2 de noviembre

P. Juan Antonio Guerrero sigue manteniendo relación con su tierra natal. sus padres viven en Mérida y los visita con relativa frecuencia. La última vez el pasado día 2 de noviembre participó en el entierro del sacerdote don Ramón Conde Porras, celebrado en la concatedral de Mérida.

El nuevo Prefecto de la Secretaría de Economía fue profesor de Filosofía Social y Política en la Universidad Pontificia de Comillas (1994-1997 y 1999-2003), maestro de Novicios Jesuitas en España (2003-2008), superior provincial de la Provincia de Castilla (2008-2014). En el 2014 fue destinado a Mozambique donde ha trabajado como Administrador adjunto de la Región y como director de proyectos y director del Colegio San Ignacio de Loyola (2016-2017) en el mismo país. Desde 2017 es delegado del Superior General para las casas y obras interprovinciales en Roma y Consejero general de la Compañía de Jesús.

“Personalmente, parece que cambia todo en mi vida y en realidad no cambia casi nada. Al final siempre hacemos lo mismo: ‘una cosa sola’, tratar de estar con el Señor, agradeciendo tanto bien recibido y poniendo todo lo que somos y tenemos a su servicio y al de su Iglesia. Obviamente, soy una persona que viene de fuera de la Curia Vaticana y que entra en un mundo nuevo. Necesitaré un tiempo de adaptación y aprendizaje, de conocer y familiarizarme con las personas, con los procedimientos, con las relaciones con otros dicasterios, etc. Y lo haré entregándome plenamente a la tarea que se me encomienda”, ha afirmado el P. Guerrero a Vatican News.

El Superior General de la Compañía de Jesús, padre Arturo Sosa, manifestó la alegría de la Compañía de Jesús y su disponibilidad para el servicio al Santo Padre y a la Santa Sede. “Cuando la petición del Santo Padre me llegó, la acogí con apertura y disponibilidad”, afirmó. El padre Sosa pidió a Su Santidad que este nombramiento no llevase asociado el episcopado, de modo que el padre Guerrero pueda volver al acabar su servicio a su vida normal de jesuita.

“Agradezco al Santo Padre que me permita realizar esta misión como jesuita, para poder seguir siéndolo cuando termine este servicio”, dice el padre Juan Antonio Guerrero. “Para asumir esta tarea me ayuda saberme Cuerpo de Cristo, en el que hay otras personas, miembros, que se dedican al sostenimiento espiritual y de la fe de las personas y comunidades, o están presentes en las brechas y heridas de esta humanidad, intentando construir puentes y curar, de modo que colaboren de modo más explícito y visible con la Misión de Cristo, con la que todos colaboramos”.

Además expresó a Vatican News: “Deseo ya conocer y comenzar a trabajar con el equipo de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede, familiarizarme con los criterios establecidos por el consejo para la Economía y colaborar en llevar adelante los deseos de su Santidad para esta Secretaría. Espero poder contribuir a la transparencia económica de la Santa Sede y a hacer un uso eficiente de los bienes y recursos que están al servicio de la importante misión evangelizadora de la Iglesia”.

El padre Guerrero comenzará su cargo en enero de 2020.

Categorías: NoticiasPortada