La torre de la Catedral de Badajoz se restaurará para que pueda ser visitada. Será gracias a un convenio firmado entre el Arzobispado y el Ayuntamiento de Badajoz que contempla mejorar la accesibilidad, la seguridad y la iluminación y que permitirá realizar visitas turísticas a la casa del campanero, el reloj y el campanario.

El miércoles 21 de septiembre el alcalde de Badajoz, Ignacio Grajera, presentó el proyecto en rueda de prensa junto al Arzobispo de Mérida-Badajoz, D. Celso Morga.

Se prevé que las obras comiencen en poco más de un mes y estén terminadas a principios del año que viene y que potencie las visitas.

El coste de la actuación es de 50.000 €, de los cuales el Ayuntamiento aportará 35.000 € y 15.000 €, el Arzobispado.

Categorías: Noticias