Los capellanes de los hospitales de Extremadura han tenido un encuentro formativo y “para contrastar alguno de los temas que afectan a la actividad pastoral hospitalaria”.

El seminario de Cáceres ha sido el lugar elegido, en él se han reunido sacerdotes, religiosos y laicos de las tres diócesis de la provincia eclesiástica, junto con el obispo coordinador de la pastoral de la salud, Mons. Ernesto Brotóns, titular de la de Plasencia. Este encuentro, que con anterioridad se celebraba todos los años, no se llevaba a cabo desde el inicio de la pandemia por la Covid-19.

Para la formación se ha contado con Gerardo Dueñas, subdelegado para la pastoral de la salud de la Archidiócesis de Madrid, que ha tratado el tema “el cuidado de los cuidadores en el contexto de los capellanes de hospitales públicos”. Ha insistido en la importancia de cuidar a los que cuidan: personal hospitalario, no sólo sanitario, familiares acompañantes y, por supuesto, el mismo capellán.

D. Ernesto equiparó los hospitales a “santuarios” de curación y vida y alabó la labor que hacen los capellanes colaborando en el cuidado integral de la persona, donde la dimensión espiritual y anímica es importantísima para la sanación de todo enfermo.

Categorías: NoticiasPortada