Impartida por Jesús Rodríguez Torrente, responsable del servicio de asesoramiento en este asunto de la CEE.

Este jueves, 30 de mayo, medio centenar de sacerdotes diocesanos han participado en la última jornada de formación de este curso pastoral, organizada por la Delegación episcopal para el Clero, que ha tenido lugar en el salón de actos del Seminario de Badajoz.

El tema en el que se han formado ha sido “La Iglesia y la protección de los débiles, una oportunidad de sanación”, a cargo de Jesús Rodríguez Torrente, responsable del servicio de asesoramiento para la oficina de protección a menores y personas vulnerables de la CEE. La realidad de los abusos y su prevención es un tema que preocupa a la Iglesia y por ello se ha llevado a cabo dicha formación a nuestro presbiterio.

Durante su conferencia, Jesús Rodríguez habló de cómo el servicio, al que está llamado el sacerdote, se opone al abuso de la persona, indicó cuáles son los tipos de abusos, que dividió en poder, espiritual y emocional, y los elementos que definen el abuso y las heridas que se producen en los menores, así como las características de los victimarios en la Iglesia y las etapas en un abuso.

El Responsable del servicio de asesoramiento en este asunto también abordó los protocolos que existen en la Iglesia en torno a la protección a menores y personas vulnerables. También habló de los abusos a menores y la realidad eclesial y apuntó en la necesidad de la educación y la formación para prevenirlos. Precisamente, sobre los programas formativos habló de la justicia restaurativa, perspectiva teológica del abuso, atención y acompañamiento, y los entornos digitales.

José María Fernández Chavero (izda.), psicólogo y miembro de la Oficina diocesana para la Protección de Menores, presentó a los sacerdotes la Guía de buenas prácticas.

La jornada de formación concluyó con la presentación de la Guía de buenas prácticas de la Provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz por parte de la José María Fernández Chavero, psicólogo y miembro de la Oficina diocesana para la Protección de Menores.

Oficina diocesana para la Protección de Menores

Nuestra diócesis cuenta desde 2021 con una Oficina para la Protección de Menores y la Prevención de Abusos, cuyo cometido principal es ser un canal de escucha, para facilitar la recepción y tramitación de denuncias sobre posibles abusos sexuales, siendo competente ante toda persona que desarrolle una labor dentro de la archidiócesis, tanto clérigos como laicos. Con la creación de esta Oficina, el Arzobispo de Mérida-Badajoz atiendía a la Carta Apostólica, en forma de Motu Proprio del papa Francisco, Vos estis lux mundi, que indica las medidas a adoptar por las diferentes diócesis para prevenir y combatir los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia contra menores de edad y personas vulnerables. El arzobispo, D. Celso Morga, considera así la protección de estas personas como una prioridad para nuestra Iglesia particular.

Categorías: NoticiasPortada